Acerca de nosotros

Somos  una empresa de Poceros de Madrid, formada por un equipo técnico con más de 15 años de experiencia en el sector de la Pocería.

Con una trayectoria a nivel  Nacional que nos avala, la clave de nuestro éxito profesional reside en dar a cada cliente una solución específica en cada caso.

Nuestra  filosofía es hacer nuestro el problema del cliente aportando  la solución más adecuada y obteniendo el resultado más optimo.

Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasas

Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasas

Un separador de grasas es un elemento fundamental para el tratamiento de las aguas residuales o aguas grises que provienen de la hostelería, la industria, hospitales, etc.

Es un sistema de retención, donde se evita que las grasas y lodos lleguen a la acometida general. Las grasas animales, vegetales, jabones y materia orgánica que llegan hasta el depósito, se separan y quedan en la parte superior, mientras que los sólidos se acumulan en el fondo. El agua libre que queda, sale por la tubería y se vierte al alcantarillado o a otro sistema de tratamiento, si lo hay.

Existen muchos tipos de separadores, principalmente dependerá de la capacidad y del tamaño del mismo, si solo tiene un depósito o más, etc. Las aguas que salen de estos depósitos, no están libres de contaminantes, por lo que no se puede tirar en cualquier parte. La labor que realizan es muy importante, ya que al separar y retener tanto las grasas como los restos que llegan del uso cotidiano, evitando que se solidifiquen y formen atascos produciendo malos olores y problemas mayores en los tramos posteriores de las acometidas. Para las viviendas unifamiliares o para  aquellos que quieran instalar este tipo de depósito, los hay de diferentes tamaños para poner incluso debajo de los fregaderos.

Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasasFuncionamiento y mantenimiento de un separador de grasas Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasas

¿Cómo funciona un separador de grasas?

El funcionamiento de un separador de grasas consiste básicamente en separar las grasas, lodos y materia orgánica del agua que llega, para que no se vierta a la red general.

El proceso consiste en:

Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasas

  1. Las aguas grises entran al separador.
  2. Los sólidos se decantan al fondo.
  3. Si existe pared divisoria, se evita que los lodos se dispersen y las grasas suben a la superficie.
  4. El agua libre de residuos sale por la tubería de salida.
  5. El agua se vierte al alcantarillado, o de existir, a otro sistema de tratamiento posterior.

Hay que tener en cuenta que las aguas que salen del separador de grasas necesitará tratamiento, ya que nunca quedarán libres de agentes contaminantes.

 

Estos sistemas son recomendables sobre todo en viviendas unifamiliares muy separadas de la red de alcantarillado, en hostelería e industria, patios, jardines y parking. En general, en todas aquellas instalaciones donde vaya a existir una producción de aguas residuales con sustancias grasas.

 

Mantenimiento de un separador de grasas

La limpieza y mantenimiento de un separador de grasas dependerá de varios factores, entre los que se encuentran:

  1. el tamaño del separador
  2. la cantidad de grasas que se generan, etc.

Los separadores de grasas deben ser limpiados de forma periódica, para evitar la obstrucción de los filtros, la acumulación de gases y la solidificación de las grasas. En los establecimientos comerciales, se debe tener un mantenimiento continuado, ya que las grasas al solidificarse, pueden obstruir las tuberías de entrada, salida, desagües y demás elementos.

 

Limpieza de los separadores de grasas

El proceso de limpieza consiste en: un camión cuba accederá con el equipo pertinente hasta la separadora. Con muchísimo cuidado por los gases que se pueden haber acumulado, se procede a abrir las tapas. Se comprobará la dureza de las grasas de la superficie, si se han solidificado en exceso, habrá que utilizar el equipo a presión para intentar removerla y retirarla, si no, directamente se procederán a absorber el contenido. Una vez vacía, se limpiarán las paredes con el mismo sistema a presión para intentar eliminar todos los residuos posibles que se hayan adherido. Es importante limpiar también los filtros y tuberías de entrada y salida, para que no se acumulen restos que influyan en su buen funcionamiento.

Si quieres saber algo más o necesitas un presupuesto de mantenimiento o limpieza, contacta con nosotros: ¡te atenderemos encantados!

Confía en Tenofransa. Líderes en Pocería y Saneamiento en la Comunidad de Madrid.

 

Funcionamiento y mantenimiento de un separador de grasas